Etiquetacrianza respetuosa

10 CLAVES PARA LOGRAR LA ADAPTACIÓN AL COLE CON ÉXITO

En la entrada anterior compartí contigo aquellos aspectos instintivos que vivenciamos las madres y los hij@s en el momento de la separación, y cómo podemos ofrecerles herramientas que le ayuden a desenvolverse solos, en busca de mayor autonomía y confianza en ellos mismos y al mismo tiempo cómo calmar tus emociones encontradas.

Ahora voy a compartir algunos consejos para aplicar en casa 😊

1. Despertar al niño/a con suficiente tiempo de antelación para que pueda desperezarse con calma, vestirse a su ritmo, desayunar con tiempo, incluso jugar si le apetece. Tu estarás más tranquila y el niño también, colaborará con tus instrucciones y tendrá mejor ánimo para despedirse.

2. Cuando recojas al niño del cole, no le agobies a preguntas…si quieres tener una conversación detallada y sincera, hazle preguntas concretas, por ejemplo: cómo se llama el niño/a con quien merendaste? ¿Es de tu edad? ¿Qué canción te gustó más? ¿cómo se llama tu maestra? ¿Descubriste algo nuevo? Cuando esta conversación inicie, parafrasearle para que se sienta escuchado con atención, por ejemplo: “ahhh tu maestra se llama Ana y cómo es Ana, de qué color tiene el pelo?”

3. Si queremos que nuestro hij@ nos hable con atención, debemos estar disponibles y presentes; sin ver el móvil, televisor, hablando con otra persona, etc.

4. Cena temprana, sobre las 19:30; a las 19:00 de la tarde es la hora de mayor hambre para los niñ@s, y justo cerca de esa hora es cuando le ofrecemos los “premios” de chuches, helados, galletas, etc. Adelanta la merienda, para que puedan tener hambre sobre las 19:30 y cenar contundentemente; así cuando vaya a la cama sobre las 21:00 descansará mucho mejor. Evita el consumo de azúcar, tomar comida con azúcar (¡incluso enmascarada, lee las etiquetas!) o cereales refinados viene acompañado de un pico de glucosa que le excitará y luego una bajada que lleva a cambios de humor, rabietas y enfados.

5. Limita el uso de pantallas (televisión, tablets y móviles) hasta las 18:00 de la tarde. ¿Calcula que cada hora frente a una pantalla, requiere del doble de tiempo para poder drenar la energía y tensión que ha acumulado al estar “congelado” física y mentalmente, piensa; en qué otras circunstancias tu hijo se paraliza de esa forma? Por otra parte, el uso de pantallas a las horas previas de dormir, favorecen las pesadillas, terrores y enuresis nocturna, bruxismo; y un gran etc…ojo, ¡también para los adultos! Podría ser una normal general en casa, de 0 pantallas a partir de las xx:xx

6. Recuerda que los niños necesitan al menos 30 minutos para conciliar el sueño. Llévalo a cama contando ese tiempo de mimos, lectura, canciones, masaje, etc.

7. Habitualmente si los niñ@ duerme las suficientes horas, despiertan solos, contentos, colaboradores y muy predispuestos a las actividades del día.

Este es un cuadro de referencia para te hagas una idea de las cantidades de horas de sueño que necesita cada niño dependiendo de su edad.

6 a 18 meses 2 a 3 horas de siesta 11 horas de sueño nocturno 14 horas total

2 años 2 horas de siesta 11 horas de sueño nocturno 13 horas total

3 años 1 hora de siesta 10 horas de sueño nocturno 11 horas total

A partir de 4 años,10 horas de sueño nocturno

8. Dale una referencia exacta de la hora a la vendrás por el/ella. No vale decirle a las 14:00; ellos no tienen conciencia de qué hora es. Debes decirle, vengo por ti luego de la siesta; o luego de la hora del cuento; que sea un evento concreto que pueda tener como referencia.

9. Teniendo en cuenta la idea del primer post, lleva tu peque al cole confiad@, segur@ y tranquil@; tu energía influye en su estado de ánimo; nuestro hij@s nos leen más allá de las palabras. En casa que sea el propio niñ@ quien prepare su mochila, que sepa qué lleva dentro. Al bajar del coche, el/ella debe llevar sus cosas de la mano, y entrar caminando solo tranquila y pausadamente. En la puerta observar su primer impulso, algunos niños se sienten tan atraídos por lo que sucede dentro que quieren entrar sin despedirse, los primeros días, podemos no insistir en el beso o abrazo, solo observar. Si en caso contrario, tu peque se siente muy apegado, ve con tiempo suficiente los primeros días, para que pase de tu mano a la mano de la maestr@; puede que, quejándose, incluso llorando un poco (es perfecto que exprese de algo que no quiere), pero con calma y con palabras que le den certeza y le conecten con su fuerza interior.

10. ¡NO TE ESCAPES SIN DESPEDIRTE! Sin ser vist@, esto solo creará desconfianza en ti y en la situación.

En conclusión, aunque sea largo y agotador, piensa que es una inversión afectiva, son muchos años de cole, esto al igual que todas las etapas también pasará.

Si tienes más dudas o tu caso es muy particular, llámame, estaré encantada de ayudarte a encontrar la fórmula para ti y tu peque

ESTA ES LA PARTE INSTINTIVA DE LA CRISIS DE SEPARACIÓN

Cómo podemos ayudar a nuestro peque que comienza la guarde/cole en su proceso de adaptación desde un punto de vista respetuoso?

¡con algunos niños parece que es la muerte! (mi hijo, por ejemplo) y la sensación interna (especialmente de la madre) que lo estás abandonando a su suerte, te hace tener mil dudas: si fue muy precipitado, si no está listo, si es muy pequeño.

¿cómo puedo hacerlo diferente?

Ante todo, te invito a tomar conciencia que lo que sientes es totalmente natural, se llama INSTINTO MAMIFERO, y como es parte del instinto de protección de una hembra a mamífera a su cría, no puedes buscarle explicación racional, es puramente celular. Tu parte instintiva y la de tu hijo no saben que estamos en el siglo XXI, que ya no corre peligro de muerte si se aleja de ti, ya no ha animales salvajes que puedan asecharlo o fenómenos naturales de lo que lo tengas que proteger. Entonces, esa sensación interna de lo estoy abandonando, hay que ponerla muy cerquita de tu corazón y calmarla,

¿cómo la calmo?

Debes contestarte afirmativamente estas preguntas: he elegido la mejor opción educativa para mi hij@? ¿Conozco las instalaciones y son cómodas y seguras? Conozco a su maestr@? ¿Estoy disponible y localizable si sucede algo importante? ¿Ha pasado el proceso de adaptación conmigo?
Si tu respuesta es afirmativa, respira y con mucha confianza, trasmite a tu hij@ seguridad y despídete con calma, pero con firmeza. Tu estado de ánimo es muy importante, los hij@ nos perciben mucho antes que nosotros mismos.

Confía en tu hijo, en todos los recursos que le has enseñado en casa, en su capacidad de pedir lo que necesita, de comunicarse con los adultos de referencia y comunicarse contigo al volver a casa para compartir cómo se ha sentido. Permite que use esas herramientas y recursos para que se integren en su personalidad.

¿Aún tienes dudas?

Práctica con tu peque en casa sus habilidades para comunicarse y pedir lo que necesita:

• Tengo sed
• Necesito ir al baño
• Estoy triste
• Necesito ayuda
• Me duele algo, etc.

Incluso si tu hij@ no habla, puedes enseñarle con gestos y comunicarlos a la maestra.

Esto le dará recursos, seguridad y autonomía!

© 2019 Espacio Tapuy

Tema por Anders NorénSubir ↑