Etiquetaasanas detox

POSTURAS INTEGRALES: Adho y Urvha mukha svasana.

Perro boca arriba y perro boca abajo, son posturas habituales en la práctica de yoga, ya sea para ejecutarlas como asanas en si mismas o como parte de una secuencia, como por ejemplo durante el saludo al sol o cómo postura de transición.

La razón es porque son asanas muy versátiles y adaptables durante la clase según lo que necesites conseguir: flexibiliza, fortalece, tonifica, relaja. Esta ultima propiedad, es la que mas sorprende a los principiantes, que al principio sienten que son posturas muy exigentes, pero a medida que el cuerpo va encontrando su homeostasis , tono muscular y confianza en la práctica de yoga, estas dos posturas se convierten en un Termómetro corporal; reflejan tensiones, contracturas, hipotonía y equilibrio; es en ese punto cuando sientes, que es una postura muy restaurativa.

A nivel energético esta asana activa los chakras, especialmente el tercero y cuarto manipura y anahata; favorenciendo la vitalidad, creatividad, la fuerza de voluntad, disipa el miedo y la inseguridad, mientras que el anahata; está relacionado con la autoestima, la capacidad de amar y ser amado, la alegría de vivir y la empatía.

Por otra parte, Adho Mukha, es una pose invertida, llevando gran cantidad de sangre y fluidos corporales a los pulmones, corazón y cerebro, esta es una las razones por lo cual estas posturas son una fuente de juventud.

Posturas descrontracturantes: GOMUKHASANA

Esta semana vamos a trabajar una postura muy completa e integradora, la postura de la cara de la vaca.

Gracias a esta asana trabajamos dos de las estructuras articulares mas importantes: la cintura clavicular y la cintura pélvica, es decir parte superior del cuerpo a nivel de cuello y hombros y la parte inferior, zona lumbar y caderas.

Adicionalmente es una postura que podemos trabajar con diferentes soportes, garantizando la seguridad y eficacia.

Es una postura liberadora y muy estimulante ya que la zona del cuello acumula la mayor tensión y dolor a raíz del actual estilo de vida. La práctica de este tipo de posturas libera endorfinas que son analgésicos y antiinflamatorios naturales.

Para trabajarla es recomendable, ejecutar previamente posturas de apertura de caderas y como siempre no confundir el dolor con la eficacia, para si la postura te hace sentir incómod@, con miedo e inmediatamente cuando sientas dolor.

Alineación postural: PURVOTTANASANA

Cuando comencé a practicar yoga, una de las partes mas débiles de mi cuerpo eran mis brazos, hombros y espalda, no era capaz de sostener mi propio peso con ellos ☹.  Durante estos años como profe, he podido corroborar que es una situación que se repite con bastante frecuencia; razones anatómicas, genéticas o de hábitos en general, enfatizan nuestra debilidad en el tren superior del cuerpo; trayendo como consecuencia cada vez mayores dolores de espalda y peores posturas para tratar de sostenerse de pie o sentad@ durante largas horas de trabajo, coche, etc.

Una de las posturas que nos ayudan a fortalecer esta parte de nuestro cuerpo es Utthita Chaturanga Dandasana, postura de la plancha o plano inclinado, la practicamos con frecuencia en el saludo al sol.

Y la postura inversa: Purvotanasana es sin duda una de las posturas que pone en evidencia esa fortaleza muscular que vas desarrollando asana a asana y que como dicen muchos de mis alumnos de clase: te hace sentir músculos que ni siquiera sabias que tenías :D.

Esta postura fortalece la parte posterior del cuerpo ayudando, masajeando, y liberando de tensiones de toda la cadena muscular de la espalda responsable de los habituales dolores crónicos; llevándote además a corregir las posturas que los originaron.

Es de gran ayuda especialmente en personas personas que pasan muchas horas frente a un ordenador/computadora.

Esta semana estamos trabajando la potencia en clase, y trabajamos esta postura luego de una práctica bastante activa, canalizando toda la energía, calor y vitalidad que nos proporciona. Comenzamos con una propuesta activa de la media postura (como la ficha) y vamos avanzando a la postura completa.

La autora la autora y yoguini Rachel Brathen comparó purvottanasana con “una buena taza de café”, ya que nos dota de gran cantidad de fuerza y energía sin lo efectos nocivos de la cafeína y sin duda lo hemos podido corroborar. Adicionalmente ayuda a modelar tu figura ya que es una gran postura quema grasa y sin duda en estos días fríos y húmedos de invierno nos sienta fenomenal.

TORSIONES INTENSAS II: POTENCIA y EQUILIBRIO

Observa la postura que trabajamos esta semana, cada zona coloreada en rojo es la que mantiene activa la postura, los músculos que la sostienen; y como verás casi todo el cuerpo está involucrado; hablamos de una postura muy potente y profunda.

Es una postura avanzada, que podemos realizar con la ayuda de diferentes soportes: bloque, silla o cinturón, a nivel de los brazos e incluso para el apoyo del talón trasero.

En este tipo de asanas, que se proyectan desde la punta de los dedos de los pies hasta la punta de los dedos de la mano, buscamos la alineación tobillo-rodilla-cadera-hombro; sintiendo la fuerza de la postura en el arraigo del pie en el suelo y proyectarla al cielo.

En su ejecución experimentas la resistencia, la entrega y la confianza de saber que, al salir de ella, te sentirás revitalizado intensamente.

Todas las “parivrtas” (giros) de pie van por esta misma línea, puedes ejecutar: utthita trikonasana,  janu sirsasana, hasta padangusthasana, utkatasana, entre otras en su versión de  torsión.

LAS TORSIONES, ASANAS DETOX

Las torsiones son uno de los movimientos de yoga que nos permite regenerarnos y recuperar el equilibrio; es como un reiniciar que le damos al cuerpo a través de la columna y todos los órganos que se encuentran en el tronco del cuerpo (core).

Al girar, “estrujamos” a nivel visceral, muscular, óseo y neuronal (porque también, nuestra médula espinal se masajea intensamente). Este giro extrae fluidos estancados y nutre con fluidos renovados, soltando tensiones, tonificando, lubricando y reorganizando los discos intervertebrales.

A nivel emocional también hacemos limpieza, soltando los registros emocionales que se “enquistan” en nuestros músculos.

Este movimiento es bastante familiar en nuestro día a día, especialmente a nivel cervical cuando giramos la cabeza; sin embargo, debido al sedentarismo, malos hábitos posturales y alimenticios, acumulamos tensiones y contracturas que hacen que estos movimientos naturales sean dolorosos.

Ardha Matsyendrasana es una de las posturas clásicas en las torsiones, nos reajusta desde la base de la columna (sacro), hasta la primera vertebra cervical (el atlas) y dependiendo de tu nivel de yoga, puedes darle mayor o menor intensidad, sintiéndote renovado y revitalizado.

Esta postura te ayudará a deshacer tensiones profundas, tanto físicas como emocionales; aumentar la capacidad respiratoria, soltar estrés acumulado y obtener equilibrio corporal, metal y emocional.

© 2020 Espacio Tapuy

Tema por Anders NorénSubir ↑